*

X

No se puede comulgar con hostias libres de gluten, según el Vaticano

Salud

Por: pijamasurf - 07/11/2017

La Iglesia sostiene que la hostia no podrá ser sustituida por otro cereal libre de gluten

La fiebre del gluten-free ha llegado hasta el punto de que la Iglesia católica ha considerado necesario pronunciarse en cuanto a que el sacramento central de esta religión deberá mantener su esencia, la cual contiene gluten. 

En los últimos años se ha generado un movimiento en contra del gluten, particularmente porque algunas personas padecen una condición alérgica (enfermedad celíaca), pero también porque se considera que esta proteína es responsable de todo tipo de enfermedades inflamatorias (algo que sigue discutiéndose, sin que haya consenso).

En una reciente carta a los obispos, el Vaticano mantiene que las hostias sin nada de gluten no son válidas para celebrar la eucaristía (aunque las hostias de bajo contenido de gluten sí lo son). La carta indica que el pan tiene que ser ácimo de trigo sin levadura, horneado recientemente y elaborado por personas virtuosas.

El documento advierte que se puede utilizar el mosto, zumo de la uva de fermentación interrumpida, para cumplir la eucaristía. En el caso del vino, es necesario que este proceda solamente de la uva, que sea el fruto puro de la vid.

La carta también responde al comercio de hostias en los supermercados, llamando a garantizar que la sustancia de la eucaristía sea pura y esté certificada.

La medida sin duda es polémica, sobre todo en los casos de personas que padecen la enfermedad celíaca. Sin embargo, ya que las tradiciones cada vez están siendo menos respetadas, y teniendo en cuenta que el trigo y la vid tienen profundas connotaciones vivenciales, históricas y simbólicas con el "cuerpo de Cristo", la Iglesia se niega a sustituirlos para preservar su tradición y, quizás, algo de la resonancia del sacramento.

'Le Clitoris': todo lo que siempre quisiste saber de este fabuloso órgano de placer (DOCUMENTAL)

Salud

Por: pijamsurf - 07/11/2017

Esta animación explora el universo de placer del clítoris

Le Clitoris es un multipremiado documental animado que nos llama a mirar de manera relajada el clítoris, su historia y su peculiaridad fabulosa como el único órgano dedicado exclusivamente al placer. Y es que el clítoris, que tanto ha sufrido en el patriarcado, es un órgano extraordinario, en algunos aspectos similares al pene, sólo que mucho más rico en terminaciones nerviosas, generalmente más grande y sin una función reproductiva.

El documental, realizado por un equipo de Montreal, nos señala que "lo que se ve es como un iceberg", apenas la punta de un universo de placer. El clítoris se extiende en la profundidad de su excitación. Si bien fue reconocido y visto de manera positiva en la antigüedad, donde el orgasmo femenino era recomendado, no fue identificado oficialmente hasta 1559 por el cirujano Realdo Colombo, algo así como el Colón de la geografía femenina. No obstante, el clítoris ha sido víctima de la politización del cuerpo, particularmente de la visión de la Iglesia y de la psicología freudiana, a partir de que en el siglo XIX se declaró que era un órgano inútil. De aquí, también, que se creara la idea de que el orgasmo y el pacer debían venir de la penetración vaginal, subsirviente al pene.

El poeta Octavio Paz se refirió al clítoris con derroche estético: "un obstinado botón eréctil escondido entre pliegues chorreantes", y también como "un rubí" y "una gota de fuego engastada en la noche" del pubis.

Por suerte, hoy en día el clítoris se empieza a reconocer y a celebrar cada vez más.