*

X

4 acciones para silenciar el pensamiento compulsivo

Salud

Por: PijamaSurf - 09/30/2017

Cuando el miedo, la incertidumbre o la angustia nos invaden las venas, es importante tomar un respiro para reducir la tensión, aclarar la mente y descubrir cuál es la mejor opción

Ante lo desconocido, muchas veces podemos sentir miedo, incertidumbre y angustia. Sin embargo, ¿cómo dejar de experimentar estos sentimientos cuando, por ejemplo, se debe tomar una decisión entre permanecer en la zona de confort o aventurarse a un nuevo empleo?

Estos sentimientos son reacciones naturales ante los cambios importantes de nuestras vidas y actúan como un filtro, una guía que señala cuáles son los caminos a seguir. Es decir que ante una decisión como continuar o dejar una relación de pareja, una persona siempre escogerá la posibilidad en la que se pronostique menos sufrimiento a corto, mediano o largo plazo y, por lo tanto, sus acciones conscientes o inconscientes estarán dirigidas en esa dirección. Es el miedo, la incertidumbre o la angustia lo que marca el camino hacia un mejor futuro, pues de no experimentar estos sentimientos, no nos veríamos obligados a tomar una decisión.

Cuando el miedo, la incertidumbre o la angustia nos invaden las venas, es importante tomar un respiro para reducir la tensión, aclarar la mente y descubrir cuál es la mejor opción para nosotros. Si bien es difícil enfrentar esa decisión sin pasar por una serie de pensamientos compulsivos, te compartimos algunos consejos:

 

– Calma el pensamiento compulsivo mediante la mente en blanco

No se trata de controlar el flujo de pensamiento, sino de regularlo para que no nos abrume y nos lleve al borde del pánico. La mejor manera de hacerlo es mediante la respiración profunda: inhala durante 4 segundos, sostén la respiración 4 segundos, exhala durante 4 segundos y sostén la ausencia de respiración durante 4 segundos.

 

– Una vez tranquilo, observa el pensamiento y la sensación sin juzgar ni intentar detener

No intentes detener la acción en la mente: observa atentamente de dónde surge, qué miedo intenta dominar y cuánto de ese miedo está haciéndose realidad. Tener claro el rol de cada pensamiento permite que surjan los pensamientos como una manera de liberarse del interior. Recuerda que mientras más observador te vuelves existe una mayor autoconciencia y, en consecuencia, más autodominio.

 

– Comprende que la vida tiene cambios indispensables a lo largo de los años

Gracias a los cambios surge la evolución y, por lo tanto, el crecimiento. El desapego hacia los objetos, estatus sociales o vínculos es indispensable si nos lastiman o impiden el crecimiento en aras de nuestra trascendencia.

 

– La meditación cotidiana permite facilitar la toma de decisiones a largo plazo

En el proceso de meditación, el dominio sobre el pensamiento hace posible la sensación de autocontrol y empoderamiento. Esto brinda una oleada de seguridad en cada decisión que se tome a lo largo de la vida.

¿Cuál es el secreto del orgasmo trascendental? Estos neurocientíficos tienen la respuesta

Salud

Por: PijamaSurf - 09/30/2017

El mecanismo primario de un orgasmo para que genere un estado de trance es una estimulación rítmica constante

Se dice que el sexo casual o en pareja es un regalo de los dioses como compensación de las desgracias que un individuo puede llegar a enfrentar a lo largo de su vida. Es un momento en que, cuando es consensuado –aceptado en plena conciencia por ambos o más miembros– y no existe enfermedad que afecte en el desempeño, posee el poder de desarrollar un estado alterado de la conciencia similar a la trascendencia.

De acuerdo con Adam Safron y Victoria Klimaj, neurocientíficos en la Universidad de Northwestern, no se trata tan sólo del acto mismo de la práctica sexual, sino que el orgasmo es el que desencadena en el humano una serie de reacciones que podrían considerarse trascendentales. A lo largo de su análisis, los especialistas diferencian el comportamiento sexual entre animales y humanos, señalando que estos últimos adaptan su conducta en torno a la cultura, metas abstractas y motivos forzosamente no reproductivos. Es decir que según esta hipótesis, el orgasmo en el humano existe exclusivamente por el placer que le caracteriza, y gracias a ello los neurocientíficos descubrieron que “nuestros cerebros, al percibir ese nivel de placer sexual, asimilan la actividad como si estuviésemos entrando a otro estado de conciencia”.

Esto sucede cuando las neuronas se tocan y se disparan en una velocidad y en un patrón muy particular, lo que da como resultado un estado esencialmente de trance, éxtasis o ensimismamiento, por lo que la sincronización de estos disparos o señales neuronales –el ritmo durante el acto sexual– se convierte en un paso crucial para desencadenar la sensación de un estado alterado de conciencia.

Si bien este hecho no es novedoso, pues según la ancestral práctica tántrica el orgasmo resulta en el máximo estado de meditación y trascendencia en el ser humano, la realidad es que la investigación de Safron y Klimaj es el primer estudio neurocientífico que se encarga de demostrar la correlación entre el ritmo de la estimulación y los efectos neuronales (y de éstos, emocionales).

En otras palabras, el mecanismo primario de un orgasmo, para que genere un estado de trance, es una estimulación rítmica constante. Se trata tanto de estimular adecuadamente –según el gusto de cada mujer u hombre– durante 1/4 de hora para alcanzar el mejor orgasmo de la vida, como de enfocar la atención y estar comprometido con esa actividad para alcanzar un estado del ser maravillosamente orgásmico.