*

X

Las personas se apegan a sus ideas incluso si saben que son erróneas (ESTUDIO)

Salud

Por: pijamasurf - 09/19/2017

¿La racionalidad es un mito? Este estudio aporta evidencia al respecto…

Por distintas razones, la mente humana suele aferrarse a las ideas, opiniones o creencias que se forma sobre el mundo. Esto quizá es evolutivo, una forma que encontramos como individuos o como especie para sobrevivir en una realidad que aunque se encuentra en cambio permanente, también tiene ciertas constantes. Sin embargo, igualmente es contradictorio por esa misma condición, pues llega el momento en que lo que creíamos saber sobre algo pierde validez o necesita cierta actualización, y entonces ese mismo aferramiento se vuelve estorboso, ya que de algún modo nos entrega una idea errónea de la realidad.

En un interesante estudio realizado recientemente, investigadores de la École Normale Supérieure de París y el University College de Londres encontraron que, en general, las personas prefieren sostener sus propias ideas antes que cuestionarlas o modificarlas, incluso si esto les cuesta.

Para llegar a dicha observación, el equipo coordinado por Stefano Palminteri pidió a 20 voluntarios que eligieran individualmente uno de dos símbolos que se les presentaban. Cada elección representaba, a su vez, una recompensa económica que variaba en función del símbolo escogido. Después de repetir varias veces este procedimiento, la gente se daba cuenta de qué símbolos valían más dinero y, por ende, tendía a elegir sólo estos.

Cuando el experimento llegó a ese punto, la dinámica cambió. En la segunda fase, los mismos voluntarios recibieron una indicación muy parecida (escoger uno de dos símbolos que se les presentaban, a cambio de una suma monetaria), con la diferencia de que en esta ocasión conocían al mismo tiempo el valor de cada símbolo, tanto el que habían elegido como el que no.

Sorpresivamente, aunque en varios casos el valor de los símbolos no escogidos superaba al de los elegidos, la mayoría seleccionó aquellos con los que estaban familiarizados desde el primer experimento. En otras palabras, la mayoría prefirió lo conocido, incluso por encima de lo más valioso monetariamente.

De acuerdo con Palminteri, este comportamiento sugiere que las personas suelen aferrarse a las ideas que se han hecho sobre la realidad incluso si, desde cierta perspectiva, esas ideas podrían considerarse equivocadas. "Es como si no escucharas la voz en tu cabeza que te dice que estás en un error", dijo el investigador a la revista New Scientist.

Así que si piensas que tu percepción de la realidad es “objetiva”, sin tendencias ni prejuicios… lo más probable es que te engañes.

 

También en Pijama Surf: 12 prejuicios y falacias cognitivas que te impiden ser absolutamente racional

8 rasgos de una personalidad afectada por un trauma infantil

Salud

Por: PijamaSurf - 09/19/2017

El abuso infantil es un evento que con la repetición no sólo provoca creencias irracionales sobre uno; también altera la manera de relacionarse en un mundo social

Cuando una persona sufrió desde la infancia malos tratos, humillaciones, insultos, golpes, abuso sexual, negligencia constante, su esencia está marcada de manera irreparable a lo largo de su vida. Es un evento que con la repetición no sólo provoca creencias irracionales sobre uno; también altera la manera de relacionarse en un mundo social. Es decir, la data científica ha demostrado incluso que la mayoría de los casos estudiados sobre trauma infantil –abuso psicológico, físico, sexual o negligencia– en el hogar se vincula con practicar o sufrir bullying en el ámbito escolar.

De hecho, de acuerdo con Bruce Perry, especialista en trauma, la esencia de una persona con trauma puede verse tan alterada que su personalidad después posee ciertos rasgos a lo largo de su vida, tales como:

– Ira

La teoría psicoanalítica indica que la ira contenida causada por el maltrato puede desplazarse hacia otras personas que posean rasgos similares al victimario. Se trata de un proceso principalmente inconsciente.

– Una rutina de disculpas constantes

Los sobrevivientes de abuso psicológico tienden a sentirse responsables de cada eventualidad, aun si no es su responsabilidad. Se trata de la manera en que los condicionaron a sentirse en relación con su abusador.

– Vive en o huye del conflicto

Dado que su sistema nervioso continúa viviendo en un estado de supervivencia, los únicos tres modos de vivir son pelea, huida o congelamiento. Por ello, cualquier evento que surja puede tomarse como un ataque frente al cual se necesita pelear, huir o simplemente dejar que suceda y congelar el cuerpo para evitar la muerte.

– Crisis de ansiedad o depresión

Numerosos eventos, como salir a la calle o vincularse con otras personas, pueden provocar sensaciones asociadas con ataques de pánico, ansiedad o depresión.

– Se es primordialmente introvertido

La introversión implica un largo tiempo para acercarse a las personas, confiar en ellas y aceptar que pueden comportarse fuera del patrón vivido. En muchas ocasiones, uno decide alejarse para evitar sentirse lastimado en un futuro.

– Eterna duda sobre hacer lo correcto

La historia personal, en donde si se hacía algo malo o bueno se recibía cualquier tipo de abuso, se vuelve en el peor enemigo de la confianza en uno mismo y la habilidad para tomar decisiones.

– Un autoconcepto pobre

Debido a la historia de abuso, el autoconcepto que se estructuró a lo largo de los años fue el de una persona que no merece amor ni cariño, o la idea de que el amor es a través del abuso, el exceso de control o la negligencia. En muchas ocasiones, el autoconcepto aprendido es el de “No soy lo suficiente para que me amen”, “Tengo que ser de tal manera para que me amen”, “El amor duele” o “Me pega porque me ama”.

– Es difícil aceptar regalos o halagos

Principalmente porque a nivel inconsciente no se cree que se merezcan o que, cuando se reciban, vendrán también con algún tipo de abuso.