*

X

Cada vez más personas están reemplazando fármacos por marihuana (y les funciona mucho mejor)

Ecosistemas

Por: pijamaSurf - 10/07/2017

La legalización parcial de la marihuana ha generado beneficios para la salud pública y la economía familiar

Dentro de los monumentales intereses económicos que han impulsado la absurda "guerra contra las drogas", sin duda debemos considerar a la industria farmacéutica. En el caso de la marihuana, está comprobado que tiene efectos medicinales que fácilmente pueden reemplazar medicamentos diversos, entre ellos antidepresivos, analgésicos y sedantes; y lo mejor es que, al menos en los lugares donde ya es permitido, las personas pueden literalmente crecer su propia medicina, en lugar de depender de sombríos laboratorios que producen dudosos fármacos para luego ofrecerlos en el mercado a precios altos. 

Desde que en Estados Unidos comenzó el proceso de descriminalización de la marihuana, que hoy abarca buena parte de los estados, decenas de miles de personas han optado por explorar los beneficios medicinales de la cannabis como sustituto de fármacos que empleaban contra la ansiedad, el dolor crónico o la dificultad para dormir. Por fortuna, eso significa que cada vez menos personas consumen fármacos como Vicodin, Xanax y Ambien, los cuales probadamente pueden volverse adictivos e incluso detonar sobredosis.

Durante los últimos 15 años se han llevado a cabo más de 20 mil estudios relacionados con los beneficios medicinales de esta planta –que van desde propiedades anticancerígenas y el tratamiento de desórdenes neurológicos, por ejemplo el Alzheimer, hasta su capacidad para moderar desórdenes inmunológicos como la esclerosis, pasando por muchas bondades contra malestares más cotidianos.

Hoy, que apenas tenemos una probada de lo que podría ser un mundo que no criminaliza el consumo de marihuana, gracias a algunas entidades de Estados Unidos, el consumo de medicamentos elaborados por los gigantes farmacéuticos (que, de acuerdo con pruebas empíricas, tiene efectos secundarios o colaterales que han resultado muy dañinos) ha disminuido notablemente. Esto no sólo representa una mejora para la calidad de vida de la sociedad, sino que también tiene beneficios en un plano económico –tanto para la economía familiar como para la nacional, por los ahorros en materia de salud pública.

 

Sismos en cifras: un comparativo de los temblores de 1985 y 2017 en la Ciudad de México

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 10/07/2017

Números de los dos trágicos eventos que ha vivido México, y particularmente la CDMX, dos 19 de septiembre

Dos grandes y destructivos sismos han sacudido a México con una extraña coincidencia: el 19 de septiembre del 1985 y el 19 de septiembre del 2017. A continuación, una serie de datos para entender la magnitud de estos fenómenos y los daños  que han dejado.

 

-Por el momento en las cuentas del sismo del 2017 en la CDMX hay 350 inmuebles inhabitables; 11 mil 200 con daños, de los cuales ya se verificaron 9 mil 526. De éstos, hasta el momento hay 360 con código rojo (daños graves), mil 136 con código amarillo y 8 mil 30 con verde.

-38 edificios derrumbados completamente en el 2017 por el sismo del 19-S (60 con derrumbes significativos) en la CDMX.

-Juntando el sismo del 7 de septiembre, en el país hay más de 1116 mil viviendas dañadas en Chiapas y Oaxaca, y más de 300 mil damnificados; en Morelos, 10 mil viviendas dañadas; por lo menos 5 mil escuelas y 5 mil comercios dañados.

-En el sismo del 1985 se derrumbaron completamente 412 edificios en la CDMX y se dañaron gravemente 3 mil 124. 

-Hasta el momento, según el gobierno de la CDMX, en la ciudad hay 169 muertos, 57 hombres, 112 mujeres y 27 menores de edad; 69 rescatados, 37 de los cuales están hospitalizados, 11 en estado grave (estas cifras probablemente asciendan).

-En el país, el sismo del 19-S ha dejado 332 muertos hasta el momento (estas cifras probablemente se incrementen).

-El Registro Civil de la Ciudad de México definió la cantidad de muertes, incluyendo causas asociadas, de los dos terremotos de 1985 en 12 mil 843 (algunos señalan que esta cifra es muy conservadora). Esta cifra fue rectificada en el 2015; anteriormente, el mismo organismo había manejado la cifra de 3 mil 692.

-El sismo del 19 de septiembre del 2017, siguiendo la escala de magnitud logarítmica, liberó 32 veces menos energía que el del 2017 (los grandes daños del 2017 se deben a que el epicentro del sismo fue más cercano a la CDMX que el de 1985, lo cual generó una mayor intensidad sísmica).

-Pese a que el sismo del 2017 sólo registro 7.1 grados de magnitud en la escala Richter, el mapa de aceleración estimada del valle de México registró una aceleración máxima de 58.83cm sobre segundo cuadrado en el 2017; en 1985 se registró una aceleración máxima de 32.56, de acuerdo con datos de la UNAM. La magnitud mide la energía liberada, mientras que la intensidad mide la manera en que esta energía se propaga a través del subsuelo. La intensidad del 2017 se explica, en parte, por la cercanía del epicentro.

-El epicentro del 2017 se produjo a 120km de la CDMX; el de 1985 ocurrió a 600km de distancia.

 

* Con información de El Universal, El País, Milenio, Gobierno CDMX